Logo Marcas_Mesa de trabajo 1.png

Todos los derechos reservados © 2016 l CABA, Buenos Aires, Argentina

Hay una tendencia global hacia los emprendimientos sociales

La finalidad social de los emprendimientos es un aspecto cada vez más difundido y valorado en el mundo. Así lo destacó Jessica Oyarbide, licenciada en publicidad con orientación a planeamiento estratégico que actualmente lleva adelante el proyecto “Marcas que marcan”, que brinda asesoramiento a microemprendedores. La profesional disertó el viernes en el Segundo Congreso Provincial de Marketing, realizado en la estación Vía Cultural de la avenida costanera.


“Dentro de lo que es social, hay una tendencia global a generar más de estos tipos de emprendimientos. También hay una tendencia a saber quienes están detrás de los productos que usamos todos los días, en relación por ejemplo a los productos orgánicos. Hay muchas cosas que se van mezclando para generar un terreno apropiado para que se generen estas experiencias”, apuntó Oyarbide en diálogo con El Territorio.


La disertante señaló que "un proyecto social tiene dos metas constantes: solucionar una problemática social y una empresa que genere rentabilidad. Uniendo esas dos corrientes, se generan emprendimientos sociales que buscan solucionar una problemática social a través de una actividad económica, y con este equilibrio se puede hacer que la organización funcione en el largo plazo.”


“Hay muchas formas de emprendimientos sociales y quizás una de las problemáticas centrales está en lograr ese equilibrio entre mantener un fin social y tener metas económicas”, añadió.
Oyarbide recordó que en el país se multiplicaron las experiencias con empresas sociales “En Buenos Aires hay muchos emprendimientos que están empezando a caminar bastante bien y hay varias incubadoras para emprendedoras sociales”. 
También distinguió que la meta social incentiva a muchos jóvenes a participar en nuevas experiencias. “Mucha gente sale de la universidad, quiere hacer algo que se sea significativo para la sociedad pero no encuentra alternativas. La empresa social cumple este propósito, se genera un cambio positivo en el que se trabaja y a la vez se realiza una actividad económica”, relató la expositora, quién también trabajó como voluntaria en la organización Techo, dentro del programa de emprendedores.

 

FUENTE: http://www.elterritorio.com.ar/nota4.aspx?c=5046433861636481

 

 

Please reload

SUMATE A MÁS DE 5000 EMPRENDEDORES QUE RECIBEN RECURSOS Y TIPS GRATIS
Please reload